La importancia del Flywheel en la estrategia de marketing de la empresa | Funtor

La importancia del Flywheel en la estrategia de marketing de la empresa

El Flywheel supone un giro de tuerca al marketing convencional. Hasta ahora, las estrategias de inbound marketing estaban basadas en el funnel de marketing y ventas, como el modelo clave para entender el proceso que sigue el cliente para completar la compra, además de la gestión de las ventas y conversiones.

La forma de comportarse del consumidor también evoluciona. El modelo del Flywheel se basa principalmente en lograr una estructura en forma de rueda que se retroalimenta. Como ya te puedes imaginar, esto es muy interesante para la estrategia de marketing, pero vamos a analizarlo con más detalle.

¿Qué es exactamente el Flywheel y cuáles son sus características?

Cualquiera que entienda del marketing avanzado, conocerá las limitaciones más comunes del funnel de marketing y ventas convencional, además de haber estudiado los cambios de tendencia de los consumidores.

Por ejemplo, las estrategias de marketing convencionales son estáticas (el cliente atraviesa las fases del embudo y luego se perderán), al terminar la venta, se acaba la relación con el mismo y no tiene en cuenta el boca-oreja (y eso que las recomendaciones son cada vez más importantes para lograr cerrar la venta).

El Flywheel comprende una estructura en forma de rueda que consolida al cliente justo en el centro. Esto tiene un simbolismo muy importante, ya que alude a que lo más importante es la experiencia que pueda recibir.

Así, tenemos 3 grandes fases:

1# Atracción

En esta etapa, la entidad empleará toda la experiencia y conocimientos acumulados con el objetivo de crear una conversación. Para ello se pueden usar diferentes recursos, aunque los más útiles suelen ser los contenidos relevantes que buscan solucionar inquietudes y problemas que tengan los posibles clientes.

Se tiene en cuenta sus necesidades, pretensiones, los canales de comunicación, entre otros factores.

El objetivo de esta fase es que sienta atracción por la marca.

2#  Implicación

El objetivo de la etapa es potenciar el engagement del usuario. Esto quiere decir que se buscará la forma de crear relaciones de confianza, de tal forma que se incentive la interacción con la entidad.

Para ello, el buyer persona debe recibir información interesante que responda a su necesidad de la búsqueda. Así, la relación será duradera, y confiará en la marca cada vez que quiera comprar un determinado producto o contratar un servicio.

3#  Deleite

La fase final comprende la acción de que la marca se asegure de que el usuario está satisfecho con la experiencia al haber comprado el producto/servicio. No solo se centra en esto, sino que buscará la manera de mejorar la experiencia de compra.

El Flywheel es ahora más importante que nunca, y es que ya no basta únicamente con tener el mejor producto o servicio del mercado, sino que habrá que buscar una manera de mejorar la experiencia del cliente.

Si quieres empezar ya con tu estrategia para llegar al cliente, te recomendamos ponerte en contacto con esta agencia de inbound marketing para que estudie tu caso en detalle.

(*) este es un post patrocinado.

 

Seguir

Acerca del Autor

Apasionado del Marketing Online, Blogger y Formador. Mi intención es compartir mis conocimientos al mismo tiempo que sigo aprendiendo sobre un mundo que evoluciona de forma constante, formo parte del 3%.

>